VOY CAMINO SORIA

el

Allí me encuentro en la gloria…

Fermín Cacho y Abel Antón, dos grandes de nuestra historia, cuyos comienzos nos llevan a la misma provincia, Soria.

Pero vayamos por partes.

Abel Antón (Ojuel, 1962) fue campeón de Europa de 10.000m lisos en Helsinki 1994. Después de los Juegos Olímpicos de 1996, decidió cambiar el fondo por la maratón donde también cosechó dos títulos mundiales en Atenas 1997 y Sevilla 1999.

Fermín Cacho (Ágreda, 1969) conquistó también el oro Europeo en Helsinki 1994 y dos subcampeonatos del Mundo en 1500ml (Stuttgart 1993 y Budapest 1997). Pero si hay una medalla conseguida por Cacho que se haya quedado en la memoria de todos nosotros esa es la conseguida en la Olimpiada de 1992. Vamos a recordarlo.

8 de agosto de 1992. 20.15h. Barcelona, España. Fermín Cacho corría en casa, y llegaba en el mejor momento de forma. Junto a todo el estadio que estaba lleno, estaban los cientos y cientos de personas que estaban pegados a las pantallas de sus televisores, dispuestos a ver la que se presentaba no sólo como la final de la tarde, sino muy posiblemente la final de la Olimpiada.

Ajeno a cualquier movimiento, gesto o comentario de cualquiera de sus rivales, Cacho ya tenía media final ganada en cámara de llamadas. Sabedor del gran estado de forma en el que se encontraba, salió a la pista pensando en su objetivo, la medalla. La carrera en sí no se presentó como él mismo se la había planteado: el primer 200 fue medianamente rápido y aunque dejó tirar a los demás pronto vinieron los frenazos. Se dió cuenta de que eso no estaba en el guión y se colocó tercero o cuarto. El segundo 400 se pasó más lento que el primero.

Cacho buscaba seguir a Moracelli, que una semana más tarde batiría el récord del Mundo. A partir del 1000 se empezó a correr de verdad, y tras un tropezón de dos de sus rivales, Cacho casi se va al suelo, pero no fue así. A falta de 200 metros vino el sprint del soriano y a falta de 80 metros ya se sabía ganador, y a partir de ahí, el resto ya es historia.

Y a pesar de que le crono, que marcó 3.40.12′, fue peor que en la clasificación y en la semifinal, Cacho había conseguido lo que buscaba, ser campeón olímpico.

 

 

 

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s