HOY HABLAMOS CON… RUTH BEITIA

Si cuando empezábamos a preparar entrevistas a atletas de nuestro país, nos llegan a decir que acabaríamos entrevistando a la que es la mejor atleta de todos los tiempos y probablemente, una de las mejores deportistas de nuestro país, no nos lo creeríamos.

Ruth Beitia saltando en su último Europeo, Belgrado 2017.

Y es que hoy tenemos la suerte y el placer de poder entrevistar a la gran Ruth Beitia Vila, la mujer que ha alcanzado límites inimaginables dentro del atletismo nacional. Nunca antes el atletismo español había visto a un atleta en lo más alto de un podium olímpico. Tampoco a un español con dos Diamond League. Hasta que llegó ella. Hasta que llegó Ruth Beitia.

Cuándo aceptó realizar ésta entrevista, nos quedamos en cierto modo, “en blanco”; porque, ¿qué preguntas le haces a una atleta de tal nivel? Es por ello que ésta entrevista se ha retrasado más de lo que nos hubiera gustado, pero aquí está para que todos y todas vosotras la podaís disfrutar.

Beitia cuando era pequeña corriendo cross. (Foto: Roberto Ruiz)

Sabemos que Ruth Beitia nació en el seno de una familia con raíces atléticas: sus padres jueces de atletismo y sus cuatro hermanos, todos ellos mayores que ella, también practicaban atletismo. Así que por un lado estába claro cuál iba a ser el deporte de Beitia. Ella misma nos cuenta cómo empezó en éste deporte: “tenia 6 añitos y comencé con Juan Manuel de Blas, haciendo fondo”. Y nos cuenta que se dió cuenta de que podía destacar en éste deporte: “no demasiado pronto”, a pesar de que tanto Juan Manuel de Blas como Ramón Torralbo, el que fuera su entrenador durante 27 años: “sabían que yo era saltadora por mi tobillo”. Y nos cuenta que: “no fue hasta los 11 que comencé a practicar las demás disciplinas del atletismo”, aunque cuando realmente empezó todo fue: “a partir de los 13 años, después de presenciar los JJOO de Barcelona desde casa y siendo mi padre el primer olímpico de la familia, comencé a luchar por mi sueño y a creer, que algún día iba a estar en unos JJOO”. Y no estuvo ni en uno, ni en dos, ni en tres; estuvo nada más y nada menos que en cuatro Juegos Olímpicos distintos: Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Rio 2016. Y destaca que: “fueron 4 con distintos aprendizajes y sorpresas en cada uno de ellos”.

Beitia concentrada antes de realizar un salto en la final Olímpica de Rio 2016, en la que ganó el oro.

Sin duda alguna ha superado barreras dentro de nuestro deporte, y ha conseguido lo que nadie había conseguido antes. Tiene en su poder 13 títulos de campeona de España absoluta al aire libre y 16 de pista cubierta. Es además, la plusmarquista nacional indoor y outdoor, con 2.01m y 2.02m respectivamente. Tiene en su poder 16 medallas internacionales, entre Europeos, Mundiales y Juegos Olímpicos.
Es por ello, que cuándo preparábamos ésta entrevista se nos ocurrió una pregunta; y es que nos surgió la duda de si ¿le quedó a Ruth Beitia algún sueño por cumplir? A lo que ella nos contesta que sí: “creo, que saltar 2.03. Fueron varias las veces que lo intente, sabia que podía hacerlo”; aunque dice que: “al final, la historia fue como fue” y tiene claro que: “no cambiaría ni una coma”.

Gracias a su tenacidad, a su confianza en sí misma, a su carisma, a su humildad y en general, gracias a todos los valores que caracterizan a la saltadora de altura cántabra y por supuesto, gracias a su siempre laureada carrera deportiva, Ruth Beitia se ha convertido en la ídolo de muchos y muchas jóvenes atletas.
Y es entonces cuándo se nos ocurre una nueva pregunta para ésta entrevista: ¿tuvo Ruth Beitia algún ídolo cuando era, simplemente eso, una jóven promesa de nuestro deporte? Y ella nos responde lo mismo que a la anterior pregunta: sí. “Javier Sotomayor (el plusmarquista mundial de salto de altura masculino), lo conocí desde muy pequeña porque vino a la escuela de atletismo en una gira por España”. Y “ahora puedo decir que somos amigos y que es un placer charlar de vez en cuando de esa experiencia con él”.

Beitia despidiendose en su último Mundial, el de Londres 2017.

Siempre luchadora dentro de la pista, nunca se rindió incluso cuando las cosas estaban más negras que el carbón. Es por ello que a sus 37 años ya cumplidos, disputó el que fue su último Campeonato del Mundo, el de Londres 2017. Lo hizo a pesar de no haber podido entrenar en plenitud de condiciones y en ésta entrevista también nos interasamos en cómo fue la preparación para dicho Mundial; a lo que Ruth nos cuenta que: “la preparación fue muy complicada, me dolía todo el cuerpo y batir era una ruleta rusa, unos días podía y otros me era prácticamente imposible”. Pero a pesar de todo ella lo tenía claro: “me había prometido a mi misma en el 2011 que nunca más ver una final desde la grada, si participaba en un campeonato, tenia que estar tanto en la calificación como en la final. Y arriesgué, a sabiendas que Ramon y Toñi, mi psicóloga, me decían que era mejor no ir”. Además aclara que: “tenia todas las papeletas para que fuese un desastre, pero al final salve los muebles y pase a la final”.

Ruth Beitia saltando 1.98m, salto que le sirvió para convertirse en Campeona de Europa en Ámsterdam 2016.

La final ya fue otro cantar: “ese día salí derrotada porque no fui capaz de plasmar lo que llevaba en mi cabeza con mi cuerpo”. Nos cuenta también un emotivo momento que vivió: “descubrí algo que no tenia pensado. Al salir de la pista, como última clasificada. El público se fue poniéndose de pie y me aplaudía” Aunque aclara que: “llegue muy tocada a la zona mixta, lloré, como no lo había hecho en mucho tiempo”. Ya con la mente fria y “transcurridos unos meses, comprendí que esa fue mi despedida, que había conocido las dos caras de la moneda y que podía en un futuro, transmitir mi experiencia, tanto positiva, como negativa”.

Gesto que hizo que Beitia recibiera el Premio Fair Play de la IAAF

Si Ruth Beitia se tuviera que quedar con algo de ese campeonato: “me quedo con el Fair Play de la IAAF. El premio que me ha dado el atletismo como persona y no como atleta”. Le preguntamos como se enteró de que le hacían entrega de ese premio: “me enteré porque me llamarón de la World Athletics, antes IAAF”. Y es que a Ruth Beitia en dicho mundial le hicieron entrega del galardón Fair Play de la IAAF, el premio al juego limpio, por un bonito gesto que tuvo con la saltadora Alexia Trost, en el que consoló a la italiana cuando no pudo pasar a la final del mundial.

Ruth Beitia ondeando la bandera de España en su último Europeo, el de Belgrado 2017

Ella misma nos comenta que: “no me lo podía creer, solo hice, lo que tantas veces había hecho en un campeonato o competición, mantener una relación mas allá de la rivalidad con una compañera que necesitaba mi abrazo, no éramos conscientes que nos estaba grabando una cámara”. Aunque también nos aclara que: “Alexia es mi amiga a parte de rival, es una persona muy entrañable con la que he compartido momentos de entrenamiento en Santander y forma parte del grupo de saltadoras con las que me llevo genial y me han admirado dentro y fuera de la pista”.
Y es que Ruth Beitia también lo tiene claro: “hay muchísimas cosas que te llevas de este deporte, a parte de las medallas. La amistad, es una de las más bonitas”.

Ruth Beitia ondeando la bandera de España tras ganar el oro en el Europeo de Ámsterdam 2016.

Poco más de dos meses después de aquel Mundial, Ruth Beitia anunció su retirada. Lo hizo en el Palacio de los Deportes de Santander, dónde además están expuestas varias de sus medallas y trofeos deportivos. Respecto a la decisión que tomó, la santanderina dice ésto: “me retiré a los 2 meses, me costo el tiempo justo en comprender, que había sido una privilegiada y que la vida me había dado una prorroga deportiva magnífica”. Y aclara que: “hubiese sido muy egoísta si hubiese continuado, mi mente me lo pedía, pero mi cuerpo necesitaba parar para siempre”. Y tiene claro que: “no me arrepiento para nada de mi decisión”.

Beitia posando en el podio Olímpico de Rio 2016 con su medalla de oro.

Después de esa retirada el salto de altura en España se quedó un poco en standby. Ahora parece ser que gracias a atletas cómo Saleta Fernández, Cristina Ferrando o la jóven Celia Rifaterra, la disiciplina vuelve en cierta forma a ese nivel que tenía, aunque no se ha vuelto a saltar por encima de 2.00m y tampoco por encima de 1.95m, si que se ha saltado por encima de 1.90m. Y también hablamos con Ruth Beitia de cómo ve el nivel de la altura femenina en España: “mi deseo, va un poco contrariado con la realidad, saltar por encima de los 2 metros es muy complicado y estoy segura que alguien lo conseguirá. Pero por ahora y por desgracia, las mejores marcas no peligran”. Y además nos aclara que: “yo, no soy nada egoísta, defendí en cada competición mis marcas, pero ahora estoy deseando, que me igualen y ojala, los mejoren”. Y aunque para eso aún tendremos que esperar un poco, una vez más nos damos cuenta de que los records están para batirse.

Y hasta aquí la entrevista que más ilusión nos hacía poder ofreceros y una de las que más hemos disfrutado escribiendo. Muchas gracias a Ruth Beitia por aceptarla, ha sido todo un placer poder entrevistar a una persona como ella.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. cecimtnez dice:

    Que grande Ruth Beitia!!! Y enorme tu alegria al poder entrevistar a tu heroina!!!! Cuanto tenemos que aprender de ella.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s