HOY HABLAMOS CON… MAITANE MELERO

Si tuvieramos que describir con tres palabras a Maitane Melero, esas palabras serían paciencia, constancia y perseverancia. Su carrera deportiva no ha sido un camino de rosas y si ha llegado hasta donde ha llegado ha sido gracias a su espíritu de sacrifio y su tenacidad, pero para ir empezando esta entrevista, remontemonos a sus inicios.

Fotografía de SportMedia

Pamplona la vió nacer un 20 de febrero de 1983. Su madre siempre tuvo claro que ella iba a ser una gran corredora: “mi madre siempre dice que en el momento que me puse en pie, en lugar de echar a andar, eché a correr”. No empezó en el atletismo muy de niña, a pesar de que sus profesores y familiares no dejaban de insistir: “en el colegio, los profesores de Educación Física siempre insistían en que me tenía que apuntar al atletismo porque veían que tenía cualidades para ese deporte, mis padres también me animaban a ello. Sin embargo, decidí apuntarme el año que no me dijeron nada, cuando pasé al instituto“. Y desde ahí, lo tuvo claro: “está claro que tenían razón y sabían que este deporte me iba a gustar mucho muchísimo”.

Desde que comenzó su carrera deportiva, Maitane no ha hecho más que crecer y ha llegado a representar a la selección española en varias ocasiones, y destaca que: “todas ellas han sido muy especiales para mí”. Cuando le preguntamos de cual de ellas es de la que más cariño guarda, contesta esto: “si tuviese que quedarme con una supongo que me quedaría con el Campeonato de Europa Absoluto en Berlín 2018 donde corrí 10.000m. Fue espectacular correr en el Olimpia Stadium de Berlín, además estaba mi familia en las gradas, la gran pena que me quedará siempre es que mi entrenador y su familia no pudieron acompañarme a Berlín como teníamos pensado inicialmente”.

Hace unos meses Maitane recibió una noticia, a priori alegre, pero que ha removido muchas emociones dentro de la pamplonica. La descalificación de la sueca Meraf Bahta por dopaje en ese europeo de Berlín, que hacía que consiguiera ser finalista europea, aunque eso sí, dos años más tarde. “En su momento fué una alegría saber que soy finalista, sin embargo a día de hoy sigo sintiendo gran impotencia y frustración hacia este tipo de situaciones, más que por no recibir la beca que a mí me correspondía, por el hecho de que atletas que se saltan las normas salgan impunes”. Cabe destacar que perdió una beca de 12.000€ y posibles patrocinios. Respecto a todo el tema del dopaje, lo tiene claro: “creo que las sanciones deberían de ser más severas y penalizar más a l@s trampos@s, hacerles pagar a ell@s por el daño ocasionado”.

Continuamos hablando de la vida deportiva de Maitane. Como bien podeis saber, se ha acabado especializando en pruebas de fondo y cross, y a pesar de que ha probado el mediofondo y la milla, se queda con el fondo: “me gusta muchísimo correr en pista. Por mi forma de correr creo que me adapto bien al tartán, y por mi edad me van mejor las distancias más largas como pueden ser el 5.000 y el 10.000m”. Es por ello que se decanta más por las vueltas al sintético. Además añade: “en el cross no me acabo de encontrar cómoda, no me defiendo muy bien en el barro y en terrenos con cuestas u obstáculos“. Dejando claro que lo suyo es la pista: “es donde más cómoda y segura me siento”.

Dejando un poco de lado la faceta deportiva de la navarra, hay que mencionar que es madre y fuera del atletismo tiene su trabajo y su jornada laboral, porque si algo esta claro es que del atletismo, muy pocos pueden vivir. Maitane nos cuenta como es compaginar esas tres facetas de la vida: “es muy duro conciliar familia, trabajo y deporte”, aunque destaca que: “cualquier persona que tenga familia, trabajo y que le guste el deporte sin duda me entenderá”. Después de este 2020 tan extraño deja claro que: “sí que he pensado en dejarlo, al menos en tomarme el deporte de otra manera, no con unas exigencias tan altas”. Y nos cuenta como lo ha llevado hasta la fecha: “hasta ahora he seguido porque he tenido muchísima motivación”.

Nos interesamos también por saber como ha llevado el pasado año 2020. “Comencé el año con muchísima ilusión”, dando un gran paso a nivel laboral: “decidí dar el paso y cogerme un año de excedencia para dedicarme al deporte a tiempo completo, ya que al ser 2020 año olímpico y con mi edad, era ahora o nunca, y no quería quedarme con la duda de no haberlo intentado” Y por encima de todo “quería disfrutar de este año al máximo independientemente del resultado final”. Pero en febrero llegó la primera de las malas noticias. “Falleció mi entrenador debido a un cáncer de páncreas y a día de hoy no hay un solo día que no me acuerde de él. Yo sabía que tenía que estar preparada para seguir adelante sin él, lo que no sabía es lo que vendría después”, refiriéndose al confinamiento de los meses de marzo y abril debido a la pandemia. En julio decidió volver a la empresa y volver a compaginar las tres facetas de su vida. En octubre se lesionó y tuvo que ser operada. Cuando ya estaba medianamente recuperada y pensaba que todo iba a volver, en cierta forma, a la normalidad, su hijo dió positivo en covid y se vió obligada a guardar cuarentena.

Pero una vez acabado el año y a pesar de todas las dificultades vividas, la pamplonica hace un balance postivo de toda la temporada : “quedé campeona de España en Pista Cubierta (3.000m) y subcampeona de España en (5.000m)”. Y asegura: “que tengo que estar contenta”.

Cambiamos de tema y dejamos de hablar de malas noticias para centrarnos en el futuro, ¿dónde se ve Maitane Melero dentro de unos años? Ella, muy sincera, nos responde esto: “a día de hoy no sé ni donde me veo la semana que viene. Tendré que ir adaptándome a las circunstancias y según cómo vayan evolucionando los próximos meses iré tomando decisiones”. Eso sí, si una cosa tiene clara es que: “no quiero tirar la toalla”. Aunque como para la mayoría de atletas esta temporada: “los objetivos que tenía marcados para este invierno prácticamente se han desvanecido, pero bueno, ahora toca trabajando para ver si puedo llegar en buenas condiciones a partir de la primavera de 2021”.

Y ya para acabar le pedimos a Maitane que nos recomiende una película, un libro y una canción para todos vosotros. Aquí van sus elecciones: como película “Diamantes de Sangre, con Leonardo Di Caprio, me impactó muchísimo cuando la vi”; el libro “El silencio de la ciudad blanca, de Eva Garcia Saenz de Urturi” y destaca que se lo leyó prácticamente de una sola sentada. Por último la canción que nos comenta es “Fix You de Coldplay”.

Y hasta aquí la que ha sido probablemente una de las entrevistas más especiales de nuestro blog, a Maitane le deseamos lo mejor de aquí en adelante y le agradecemos, una vez más, haberle podido hacer esta entrevista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s