¿QUE ESTÁ PASANDO EN LOS 400m VALLAS?

Réplicas idénticas fueron las dos finales de 400m vallas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Se aventuraba ya lo que podía venir conforme iban pasando las rondas y semis, pero ¿esperábamos tanto nivel en ambas carreras?

Con Kaster Warholm el espectáculo en la carrera masculina estaba asegurado, solo quedaba saber que marca iba a realizar la estrella noruega y quien le iba a acompañar en el podio, pues podían tratarse de varios atletas.
Y con Sydney McLaughlin y Dalilah Muhammed había duelo para rato, en una carrera en la que a pesar de partir como favorita la primera de las norteamericanas, podía pasar de todo.

La carrera de Warholm ya ha sido bautizada como la carrera más fabulosa de la historia. No sabemos si la más fabulosa, pero si a los hechos nos remitimos, de las mas fabulosas si.

Kaster Warholm paró el crono en 45.94″, un tiempo que no solo mejoraba por casi ocho décimas de segundo su propio récord mundial del año, si no que le convertía en el primer atleta de la historia que consigue bajar de los 46 segundos en un 400 vallas.
El segundo clasificado en esta carrera fue Ray Benjamin, quien picó unos fabulosos 46.17″, 43 centésimas por debajo del récord del mundo que Warholm poseía justo antes de esta carrera.
El medallista de bronce, Alison Dos Santos rebajó el récord olímpico vigente hasta entonces. Hay que mencionar que los tres primeros clasificados rebajaron la plusmarca que Kevin Young poseía como récord mundial hasta hace nada. Además, se batió el récord sudamericano y seis récords nacionales en la prueba.

En el caso de las féminas un patrón similar de carrera. La actual poseedora del récord del Mundo, Sydney McLaughlin, llegaba como favorita al oro aunque con fuertes rivales que podían hacerle sombra: Dalilah Muhammad y la jóven Femke Bol. McLaughlin se llevó el oro y rebajó, como Warholm, su propio récord mundial (hasta entonces 51.90″) hasta situarlo en 51.46″. La segunda clasificada Dalilah Muhammad, anterior poseedora del récord mundial, también rebajó la plusmarca que McLaughlin tenía desde junio hasta esta carrera, pues acabó en 51.58″ para colgarse la medalla de plata. El bronce fue para la tercera favorita en liza, la holandesa Femke Bol que se quedó muy cerca de bajar de los 52 segundos, 52.03″ para ella con récord de Europa incluido.

Como dato curioso, en los últimos cinco años el récord del Mundo de 400m vallas femenino se ha batido en cuatro ocasiones diferentes, dos para cada una de las norteamericanas ya mencionadas. Suena anecdótico, pues no se batía desde 2003 y desde 2016 hasta la actualidad se ha rebajado cuatro veces por dos atletas diferentes.

Ambas llevan unos duelos frenéticos, se han enfrentado en nueve ocasiones desde junio de 2019 en las que se han ido intercambiando las victorias. Muhammad ganó en los Mundiales con récord del Mundo y McLaughlin hizo le replicó en los Trials norteamericanos también con nueva plusmarca mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s